Amando a mis mellizos

Ser madre de mellizos es una gran bendicion y además tener la fortuna de que sean mujer y varón es una bendición por partida doble. Mis mellizos tienen un mes y medio de nacidos y la lactancia ha resultado un poco díficil puesto que no me alcanza para los dos y es por esto que también se alimentan con leche de fórmula. Al ser dos por supuesto que implica doble tarea como mamá, la cual realizo con la mayor de las satisfacciones, aunque debo ser el doble de eficiente y ágil para atender a tiempo todas sus necesidades, pero sobre todo implica dar y recibir el doble de amor y eso no tiene precio. Para mi es muy importante que sus noches sean lo más relajadas posibles para que puedan dormir tranquilos y se alimenten a las horas adecuadas, es por esto que mi rutina es dejar todo listo para que las tomas de la madrugada no se tornen complicadas y por supuesto cuento con productos Avent que me facilitan todo el proceso, especialmente con biberones que disminuyen o previenen los terribles cólicos y reflujo, además de los pacificadores que hacen que mis bebés estén menos ansiosos a cualquier hora, así todos dormimos bien y nos levantamos al día siguiente felices.

This entry was posted in Héroes.

Historias de Superpapás

Comments are closed.