Nada como los brazos de mamá

A los 9 años vuelvo a experimentar la sensacion de tener un bebé en mis brazos cosa que nunca se olvida porque una madre jamas cierra esos vinculos asi los hijos crezcan he comprendido que nada mejor que los brazos de mamá para relajar a un bebé y a la hora de comer despues de un rico baño en compañia de la familia y de la mejor marca de biberon avent cero colicos adaptables a cada etapa y en variedad de diseños mi hijo se mantiene relajado.

This entry was posted in Héroes.

Historias de Superpapás

Comments are closed.