Dificultades en la lactancia: la importancia de la extracción de leche materna

La extracción de leche es un recurso que podés utilizar en el caso de que tu bebé tenga dificultades para alimentarse directamente de tus pechos, o también para promover la descongestión de los mismos y aliviar el malestar que generan si están demasiado llenos. Además, en el caso de que tus actividades diarias te impidiera darle el pecho las veces que quisieras, esta técnica favorece que tu hijo pueda alimentarse con leche materna de todas formas, recibiendo así todos los nutrientes que esta le provee.

La extracción puede realizarse de forma manual o mediante extractores.

Pasos para una correcta extracción en forma manual

1)     Es importante la correcta higiene de tus manos y pechos antes de comenzar la extracción de la leche.

2)     Colocá el pulgar y los dedos índice y medio previamente humectados con CREMA DE CALÉNDULA EWE a una distancia de 3 ó4 cmdel pezón de manera que los mismos formen una letra “C”.

3)     Empuja los dedos hacia adentro y apretá tus dedos pulgar, índice y medio hacia el pezón, cuidando de no presionar mucho el pecho para no lastimarlo.

4)     La leche extraída debe colocarse inmediatamente en un recipiente como por ejemplo un bol de vidrio. Es fundamental la esterilización del recipiente y la correcta conservación de la leche para evitar el riesgo de contaminación por bacterias.

5)     Repetí estos pasos hasta vaciar completamente los pechos de leche.

Por: Línea Ewe

This entry was posted in Héroes.

Historias de Superpapás

Comments are closed.