Regalo Mágico

Mi nombre es Larissa apenas tenía dos semanas de haber llegado al mundo, todo era felicidad y alegria, hasta que una fría noche de noviembre sentí un dolor muy fuerte en mi barriguita no sabía lo que me pasaba yo no dejaba de llorar papá y mamá me hacían masajes decían que tenía gases, pero mi llanto los hizo llorar a ellos también, llegó la abuela asustada a ayudar pero todos los esfuerzos eran inútiles tenía un fuerte cólico y no podían ayudarme por mi agudo llanto. Me abrazaban y paseaban me hacían masajes y los golpecitos pero nada me quitaba ese terrible dolor, de pronto papi recordó que entre todos los regalos por mi llegada había una cajita! Si! una caja avent en ella había biberones y un lindo chupón! transparente papá lo saco de la caja y se lo dio a mami ella lo coloco en mi boquita y mis lágrimas y mi llanto pararon mágicamente no lo podían creer ya no había lágrimas yo estaba calmada , entonces abuelita me coloco en su hombro y con golpecitos de amor uno a uno pudo sacarme todos esos gases que no me dejaban dormir, el mágico chupon calmo mis lágrimas y mis gritos así abuelita pudo con tranquilidad ayudarme y liberarme de esos orribles gases , desde esa noche si me daba cólico nuevamente mami lo ponía en mi boca y así sin llanto podía quitareme todos los gases que me atormentaban. Pasaron los días y los gases se fueron pero mi hermoso chupon sigue acompañándome pues mami lo usa para hacerme saber que es la hora de dormir lo pone en mi boquita hasta que cierro bien mis ojitos, luego lo guarda muy bien como a un tesoro, apaga la luz, me cuenta este hermoso cuento, hace una oración y con los besos de papi y mami duermo feliz hasta que el sol vuelve a salir.

This entry was posted in Héroes.

Historias de Superpapás

Comments are closed.