MÁS ALLÁ DE LO HUMANAMENTE IMAGINABLE

Después de haber sido diagnosticada con una endometriosis agresiva y una tiroiditis crónica, las posibilidades de convertirme en mamá eran nulas. Una tarde de Octubre del 2016, mi esposo y yo recibimos la increíble noticia de que un milagro de vida crecía en mí. Dios nos bendijo y nos honró con la tarea de ser padres de una hermosa bebé, que ya lleva 9 meses revolucionando nuestras vidas de la forma más maravillosa. Cuando la veo sonreír y estirar sus bracitos hacia mí, cuando satisfago cada una de sus necesidades, cuando vamos juntas a clases de baby dancing y percibo su alegría mientras bailamos, cuando veo cómo se desarrolla sana y creciendo feliz, me siento una super mamá… la super heroína de mi pequeñita. ¿Quién lo diría? Contra todo pronóstico hoy le enseño a una bebé a tomar agua y juguitos en un vasito de entrenamiento PHILLIPS AVENT. Y esta es una de las tantas cosas que tendré la oportunidad de enseñarle a mi hija a lo largo de los años que estemos juntas… hasta mi último aliento.

This entry was posted in Héroes.

Historias de Superpapás

Comments are closed.