Caricias Sanadoras

Uno de los momentos en que me siento plena y puede decirse también héroe de mi pajarita es cuando esta enfermita o adolorida la única forma en que se Calama es recostadose en mi vientre mientras acaricio su cabello y rasco su cabecita hasta que se queda dormida y deja de quejarse por su dolor o enfermedad.

This entry was posted in Héroes.

Historias de Superpapás

Comments are closed.