La mamá más afortunada del mundo

Yo me siento la mamá más afortunada del mundo al llegar a casa y verle a mi pequeña princesita que me sonríe y se lanza hacia mí… Para que yo le mime y le de todo el cariño del mundo… Amarle a mi hija con este amor eterno me convierte en una super mamá.

This entry was posted in Héroes.

Historias de Superpapás

Comments are closed.